domingo, 9 de diciembre de 2012


DEFINICION DEL NEGOCIO

¿Cuál es el negocio?
Cuando se ha seleccionado una idea como iniciativa para desarrollar un
negocio, la misma debe responder a una necesidad o deseo actual o
potencial de los consumidores. Ese es el objetivo fundamental.
Las personas compran bienes o servicios para satisfacer una necesidad
o un deseo.
Por ejemplo: alimentos (pan, carne, frutas, etc.); tener más confort en el
hogar (electrodomésticos, muebles, etc.); esparcimiento (cine, teatro,
viajes); transporte (automóviles, ómnibus, aviones).Detectar esas necesidades y deseos se convierten en oportunidades de
negocios y el empresario busca la forma más conveniente de
satisfacerlos.
En primer lugar, el empresario debe definir en que negocio (sector
industrial) se encuentra el producto o servicio que va a desarrollar.
Esto requiere tomar distancia entre lo que uno hace cotidianamente, para
ver si "es" lo que realmente "parece que hace". No es un juego de
palabras sino que se busca el mejor enfoque y el más creativo posible
para direccionar los negocios.
Hay un ejemplo clásico: cuando un comerciante vende agujereadoras
¿qué es lo que vende realmente?. ¿Qué le compra el cliente?.
¿Agujereadoras?. NO. Lo que busca realmente y por lo que paga, es: ¡¡
La capacidad de hacer agujeros!!. La misma que logrará con el uso del
aparato que llamamos "agujereadora" o con otro dispositivo.
Los métodos para satisfacer necesidades pueden ser muchos y
diferentes. Como son también diferentes los consumidores.
Por ello hay un sinnúmero de interrogantes que un emprendedor debe
encontrar las respuestas.
¿En cuál segmento de mercado estoy?. ¿En cuál quiero estar?. ¿A qué
clientes quiero atender?. ¿Con cuáles bienes o servicios?. Mi vocación y
mis aptitudes, ¿hacia cuál mercado me impulsan?. ¿Cómo va a crecer
ese sector en los próximos años?. ¿Qué estoy haciendo para ingresar en
él?.
Un negocio es mucho más que un producto o servicio. Por eso es
necesario contar con un Plan, que obligue a pensar, investigar y trabajar
en forma estratégica sobre el negocio y no actuar solamente sobre la
base de la intuición.

La Misión
La misión es el enunciado que hace el empresario de lo que va a hacer y
para quién lo va a hacer.
La misión de una empresa queda definida por tres componentes:
a. ¿Qué vendemos? (oferta).b. ¿A quién se lo vendemos? (demanda).
c. ¿Porqué nos eligen a nosotros? (ventaja competitiva).
Al construir un plan de negocio alrededor de una misión bien concebida,
la compañía podrá usar sus recursos limitados más efectivamente.
En otras palabras, una misión ayuda a que la compañía pase de "tratar
de hacer las cosas bien" a "hacer lo correcto".
Ejemplo (definición de la misión):
Vivero : "La meta es proveer una amplia variedad de productos de vivero
al por mayor y por menor para paisajistas profesionales y dueños de
casas distinguidas".
El atractivo de un "sector del mercado" es el que determina la
rentabilidad de la empresa. El objetivo estratégico de un empresario es
encontrar esa "porción de mercado" donde va a actuar la empresa y va a
ejercer una influencia directa sobre los precios, los costos y la inversión
requerida para entrar y mantenerse en el negocio y comprobar la
viabilidad del mismo.
Los factores clave para el éxito
No existe una forma fácil de determinar si un producto o servicio tendrá
éxito. No hay solución mágica. Hay muchos factores que inciden en el
éxito o fracaso de un negocio. Existen algunos elementos que son claves
y es necesario tomarlos en cuenta para que la empresa funcione y sea
rentable:
 Es primordial que el producto o servicio satisfaga una necesidad.
 La calidad y el precio deben ser los adecuados.
 Buscar de ser líder en el mercado.
 Comprar a precios competitivos.
 Saber hacer las cosas mejor que los otros.
 Tener solvencia financiera.
 Estar en una buena ubicación.
 Ofrecer un producto/servicio innovador.
Un error que se comete con frecuencia, principalmente por parte de
aquellas personas que se inician en la actividad empresaria, es realizar
un negocio similar a otro que le fue bien; y no se dan cuenta que esa reproducción de actividades trae como consecuencia un achicamiento en
los beneficios, porque se está repartiendo el mismo mercado en un
número mayor de negocios.
Hay dos preguntas fundamentales que se deben responder:
a. ¿Cuál es el factor clave del negocio que pienso desarrollar?
b. ¿Qué diferencia tengo con los demás y que sea significativa?
Es imprescindible distinguirse de los demás con ideas innovadoras,
desarrollar una buena imagen a través de la calidad de los productos, los
servicios al cliente, el diseño del envase, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada